Historia de Transfer Factor

Cuando se trata de algo tan trascendente para la salud y el bienestar de la especie humana, como lo es el Factor de Transferencia o Factores de Transferencia, es importante que quien quiera recurrir a ellos como alternativa para mejorar, fortalecer, recuperar, su estado de salud, conozca más no solamente de los beneficios que se dice tienen, sino también los orígenes y la función que cumplen en el organismo humano (y no hace falta ser médico o experto en salud para entender esto fácilmente), de tal manera que se pueda tener la certeza de si han de servir o no en un momento o condición de salud determinados.

Por lo anterior parece razonable, que iniciemos explicando brevemente lo que es el calostro, la fuente más importante de la que se extraen los Factores o Factor de Transferencia. Para explicarlos vamos a tomar como fuente de consulta a: Hennen, William. Factor de Transferencia Mejorado. Woodland Publishing. Orem, Utah. 2003. 52 p.; y Pedraza, José Eduardo. Factor de Transferencia: Origen, beneficios y evolución. Colombialomejor Publicaciones. Bogotá, D.C., Colombia. 2010. 120 p.

El Calostro es un fluido espeso y amarillento (debido a la alta concentración de beta carotenos) producido por los pechos de la madre de todos los mamíferos durante las primeras 24 horas de lactancia. Es la pre-leche. A partir de las 24 a las 48 horas se le llama leche transitoria. Después de 48 horas se define como leche.

El Calostro contiene noventa componentes identificados, entre ellos los de mayor importancia por los procesos en los que participan son: el grupo de los que cumplen función inmunológica (factores de transferencia, inmunomoduladores de bajo peso molecular, inmunoglobulinas, lactoferrina, Polipéptidos ricos en Prolina) y los factores de crecimiento y reparación.

El Calostro es fundamental para los primeros días del bebe, debido a la alta cantidad de factores de defensa (Factores de Transferencia, Inmunoglobulinas, Lactoferrina, Polipéptidos ricos en Prolina, Oligosacáridos Fucosilados) y del crecimiento (Factores de Crecimiento y Reparación) que favorecen al sistema inmune del bebe, confiriéndole capacidad para enfrentar y defenderse de agentes agresores externos tales como bacterias que pueden colonizar el tracto gastrointestinal, virus, hongos, parásitos, etc.

Los análisis de laboratorio del calostro bovino indican que tanto los factores inmunológicos, como los de crecimiento, son idénticos a los encontrados en el calostro humano, excepto por el hecho de que los niveles de estos factores son significativamente más altos en el calostro bovino. El calostro bovino es, como lo hemos señalado, más rico en factores de inmunidad que el calostro humano. Por ejemplo, el calostro humano contiene 2% de IgG (inmunoglobulinas G, las cuales son las más importantes en el cuerpo), mientras que el calostro de vaca contiene un 86% de IgG.

Queda aclarado hasta aquí, entonces, que una cosa es el Calostro y otra el Factor de Transferencia, siendo el Factor de Transferencia tan solo uno de los cerca de 200 componentes del calostro (de los cuales 90 ya están plenamente identificados en su naturaleza y función), con una función muy específica: Mejorar la respuesta del Sistema Inmunológico, de tal manera que el organismo pueda responder de mejor manera a factores y/o condiciones adversas para su normal funcionamiento y evolución.

Además de los descrito en nuestras Secciones Factor de Transferencia y Preguntas Frecuentes y Respuestas, digamos algo más, quizá de otra manera, para hacer más entendible qué son y para qué sirven los Factores o Factor de Transferencia.

Los Factores o Factor de Transferencia, son moléculas que se encuentran en el calostro de los mamíferos, es decir la leche de las primeras horas después del parto, cuya función fundamental es la de transmitir la experiencia inmunológica de la madre al recién nacido para facilitarle a éste la sobrevivencia en ese “nuevo mundo” lleno de “plagas y enfermedad” en el que debe vivir (Hennen, 2003). Tal experiencia inmunológica puede compararse con una especie de biblioteca de información inmunológica, que contiene la información acerca de la experiencia acumulada por los sistemas inmunológicos de las madres en cuanto al reconocimiento de los agentes nocivos e instrucciones de cómo se debe actuar ante cada amenaza, lo cual capacita al recién nacido para responder con mayor rapidez frente a una amplia variedad de riesgos. También, las gallinas y otras especies ovíparas depositan sus factores de transferencia dentro del huevo para pasar a su descendencia una biblioteca descriptiva, con instrucciones e identificadores microbianos para el sistema inmunológico.
Como biblioteca de información inmunológica, los factores de transferencia contienen información que permite al sistema inmune calmarse cuando sea necesario, o actuar en el sentido correcto, evitando errores de activación y actuación, que además del daño para el cuerpo, implican un gasto enorme de una preciosa energía. En éste sentido podemos decir de manera metafórica, que los factores de transferencia le permiten, al sistema inmune, “ver mejor” (Hennen, 2003).




PREPARACIONES DE FACTORES DE TRANSFERENCIA
Las primeras preparaciones de factor de transferencia se extrajeron de la sangre humana (extracto dializado de leucocitos), tal como hoy lo hacen en algunos países (Cuba y México, por ejemplo) por lo que se conocen como “leucocitarios” (de leucocito=glóbulo blanco, que son las células de defensa del cuerpo). Dichas preparaciones son líquidas y vienen en inyección y bebibles. Sin embargo, las preparaciones de factor de transferencia más usadas hoy día son las presentaciones en capsulas, que son igualmente efectivas y seguras, tal como lo han demostrado los estudios y la evidencia continua acumulada en los últimos 20 años particularmente, además de su facilidad y simplicidad para su manejo y consumo, pues no requieren tratamiento especial de refrigeración para su conservación tal como si ocurre con los de origen leucocitario (inyectables) que deben recibir tal tratamiento desde el momento de la preparación hasta el momento de uso a fin de evitar su desnaturalización, lo que representaría un serio riesgo para la salud.


En el mercado existen actualmente diferentes formulaciones, siendo las más reconocidas, investigadas, probadas y consumidas en el mundo, las preparadas por el Dr. William J. Hennen. PhD., científico norteamericano, poseedor de más de 40 patentes, quien ha dedicado los últimos 25 años a la preparación de una variedad de formulaciones con factores de transferencia que contienen además diversos componentes que potencian mucho más la respuesta inmunológica del cuerpo en un mundo lleno de enfermedad (Pedraza, 2010).

Las formulaciones pioneras del Dr. Hennen, son la línea Transfer Factor, que inició en la década de los años 90 con la empresa norteamericana 4Life Research, de la cual fue socio por muchos años. El producto más conocido de ésta compañía es el Transfer Factor Formula Avanzada, llamado actualmente Transfer Factor Plus, un calificado producto que se consume en más de 70 países del mundo, entre cuyos componentes se encuentran los Factores de Transferencia propiamente dichos y una fracción mucho más pequeña de factores de transferencia de importante poder modulador del sistema inmune denominados Inmunomoduladores de Bajo Peso Molecular a los que comercialmente se les ha llamado nanofactores (por su pequeñísimo tamaño).
Sin embargo, resultado de su continua labor de investigación, el Dr., Hennen, elaboró hasta hoy la más completa formulación de Factor de Transferencia, el AIM Transfer Factor Formula, conocido en español como AIM TF Fitoplancton Marino. Esta revolucionaria formulación, además de los Factores de Transferencia y los Inmunomoduladores de Bajo Peso Molecular (que son factores de transferencia de más pequeño tamaño), contiene otros componentes que actúan sinérgicamente con aquellos y que potencian más la respuesta inmune, como son: la Lactoferrina, los Polipéptidos ricos en Prolina, Fucoidan, extracto de Timo (glándula que es el "motor del sistema inmunológico") los Factores de Crecimiento y Reparación; además de: hongos medicinales de milenaria tradición de uso en la Medicina Tradicional China como también en la alimentación en Occidente, tales como: Cordyceps (Cordyceps sinensis), Champiñón del Sol o Agaricus (Agaricus Blazei), Turkey Tails ( Trametes versicolor), Poria (Poria cocos), Chaga (Inonotus oblicuus), Coriolus (Coriolus versicolor), Reishi o Ganoderma (Ganoderma lucidum), Shiitake (Lentinus edodes), Maitake (Grifola frondosa), Antrodia (Antrodia camphorata) y Bakers Yeast (Sacharomyces cerevissiae). Tambien contiene: Zinc, IP-6 (Hexafosfato de Inositol), β Sitosterol y otros Fitosteroles; Extracto de Avena (Beta Glucanos), Extracto de hoja de olivo,; potentes antioxidantes como las Vitaminas C y D, Resveratrol, Acido Carnósico, Quercitina, extracto de Granada, Acido Alfa lipoico, Curcumin, n-Acetyl Cisteina; aminoácidos como la Glutamina, precursora del Glutatión (el principal antioxidante que produce el cuerpo). A éste"superpoder" inmunológico y antioxidante, se une el del "alimento mas completo que existe en la Naturaleza" (según lo señalado por la NASA), de poder igualmente inmunológico y antioxidante, y además regenerador celular (rejuvenecedor) el: Fitoplancton Marino, que contiene 72 minerales de absorción inmediata, 9 vitaminas y 14 grupos de aminoácidos.
En síntesis ¡Toda una "joya de la Naturaleza" para el mejoramiento de nuestra salud y bienestar!

¿Cómo y cuando se descubrieron los factores de transferencia?

Durante los estudios de tuberculosis a fines de la década de 1940, el Dr. H. Sherwood Lawrence, descubrió que la competencia inmunológica de un donador podría ser transferida a un receptor inexperimentado usando extractos de bajo peso molecular obtenidos de las células blancas. El Dr. Lawrence llamó a estos extractos de moléculas pequeñas Factores de Transferencia o Transfer Factor (nombre en inglés). Los científicos descubrieron que los factores de transferencia son universalmente efectivos, a pesar de las diferencias entre las especies de donador y receptor. Los factores de transferencia son componentes esenciales aún para los sistemas inmunológicos más primitivos (Hennen, 2003, pp.14).

Las preparaciones de factor de transferencia consisten de tres fracciones identificables que toman sus nombres por sus efectos descubiertos en el sistema inmunológico: fracciones inductoras, antígeno-específicas y supresoras. La fracción de inducción del factor de transferencia genera un estado general de alerta en el sistema inmunológico. La fracción antigeno-específica es una gama de etiquetas críticas, usadas por el sistema inmunológico para identificar una hueste de microbios enemigos. Mientras tanto, la fracción supresora evita que el sistema inmunológico se enfoque y emita toda su fuerza en una infección ya vencida ignorando nuevos invasores; es responsable de controlar las reacciones inmunológicas extremas que pueden ocasionar desórdenes auto inmunológicos. Cada fracción (inductora, antígeno-específica y supresora) mejora uno o más aspectos de la capacidad adaptativa del sistema inmunológico.

Leer más...

Literatura Científica relacionada con Factores de Transferencia

  • William Hennen, PhD., Factor de Transferencia Mejorado
  • William Hennen, PhD., Informe sobre el Factor de Transferencia
  • Revista Discovery Salud Factores de Transferencia la mejor herramienta en el tratamiento del cáncer y otras patologías
  • Rob Robertson. M.D. Charla sobre factores de Transferencia y Transfer Factor Plus
  • Transfer Factor (TF) vs Anticuerpos Ingeridostor (AI)
  • Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Federación Rusa a Uso de los Factores de Transferencia en la Rehabilitación Inmunológica después de Enfermedades Infecto-Inflamatorias y Enfermedades Somáticas
  • American Cancer Research Center Declaración del American Cancer Research Center sobre Transfer Factor
  • Calvin W. McCausland, Ph.D., and Emma Oganova Effect of Transfer Factor Advanced Formulas Containing E-XF Blends on Natural Killer (NK) Cell Activity
  • See D, Mason S, and Roshan R. Increased tumor necrosis factor alpha (TNF-alpha) and natural killer cell (NK) function using an integrative approach in late stage cancers. Center for Advanced Medicine, Encinitias, California 92024, USA.
  • Institute of Longevity Medicine PRELIMINARY REPORT (additional test results to follow) Transfer Factor Testing
  • Richard H. Bennett TF entre Especies. Memoria Inmunitaria Activa Transferible: El Caso de los Factores de Transferencia Antígeno Específico
  • 4Life. Nota de Prensa a

  • Aprenda sobre Factores de Transferencia Scientific_Review


  • Reconocemos la autoría de todos los autores cuyos textos aparecen en este portal incluyendo la firma del autor y enlazando a la URL si la hubiera. No es nuestra intención apropiarnos de material intelectual de nadie sino al contrario aportar mayor difusión pedagógica sobre un tema de trascendental importancia para el bienestar humano.


















     Este sitio es exclusivamente informativo. La información presentada es solo de carácter general y educativo. Nada de lo que se muestra aquí por su(s) autor(es) deberá ser interpretado como una forma de diagnóstico, tratamiento o prescripción. El lector debe consultar a su medico tratante antes de usar cualquier información que se muestre en este sitio, ya sea por razones de salud o por cualquiera otra. Nada en este sitio de Internet pretende sustituir al consejo medico profesional o el diagnóstico o tratamiento de una enfermedad determinada. Esta información es derivada de la revisión del tema a través de varias fuentes de consulta informativa Profesional, Editorial y Electrónica.

    INICIO  |   CONTÁCTENOS

    Copyright © 2007 www.colombialomejor.com
    Todos los Derechos Reservados.s.